Página principal

DuPont

versão portuguesa

nuestro email






II Premio DuPont de ciencia: Andrés Maldonado López


El 2 de junio de 1992 se presentó públicamente en Oviedo la segunda edición del premio DuPont de ciencia. Entraban en él aquellos trabajo y artículos de investigación realizados en España, y publicados entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 1991. Ante el éxito de la primera convocatoria, y con el fin de potenciar con más vigor la iniciativa en pro de la ciencia, la cuantía del premio se aumentó en un millón de pesetas, por lo que quedó establecida en tres millones de pesetas.

El estudio de las ciencias del mar fue el tema de los trabajos que a lo largo del año examinó el jurado de la segunda convocatoria. El jurado estabaAndrés Maldonado II premio DuPont formado por personalidades que ya actuaron como tales en la primera edición, como su presidente, el profesor Severo Ochoa, Ángeles Álvarez, Marino Gómez Santos, Francisco Grande Covián, Santiago Grisolía, Albert W. Johnson, Andrés Pérez Masiá, Julio Rodríguez Villanueva y la incorporación por primera vez de Benjamin Christensen, profesor de la San Diego State University, de California, poseedor del premio Stephen A. Freeman al más extraordinario artículo profesional escrito en lenguas extranjeras y director de los programas internacionales "California State University Overseas Study" celebrados en España.

La velada del 19 de noviembre de 1992, se concedió el II premio DuPont de ciencia, el ganador fue el geólogo y oceanógrafo Andrés Maldonado López, profesor de investigación del CSIC en el Instituto Andaluz de Geología Mediterránea,por sus trabajos en el ámbito de la geología marina. Asimismo se entregó el diploma al ganador del año anterior, José Barluenga Mur.

En el acto no estuvo presente el presidente del jurado, el profesor Severo Ochoa, quién aún se encontraba convaleciente de la fractura de cadera sufrida pocas semanas antes en los Estados Unidos. El profesor Julio Rodríguez Villanueva hizo las funciones de presidente y después de dedicar unas palabras cariñosas a Severo Ochoa, procedió a la lectura del fallo del jurado.

Andrés Maldonado, de cuarenta y tres años de edad, director de la exploración española a la Antártida a bordo del Hespérides, agradeció a la compañía que aquel año dedicase su premio de investigación a las ciencias del mar y resaltó cómo España, a pesar de ser un país marino, con un extenso litoral y una gran tradición marinera, ha prestado poca atención al mar, hasta la década de los años ochenta, en la que se han creado institutos y facultades de ciencias del mar y los estudios de investigación marina han empezado a cobrar importancia. La única investigación marina que se hacía en España era la pesca, con grupos que hacían trabajos aplicados y en muchos casos contratados en el extranjero, para hacer informes para la Administración [...] El c{short description of image}omienzo de la investigación marina en España coincide con la puesta en marcha del Programa Nacional de Investigación".

El científico Andrés Maldonado también destacó en el acto de entrega del premio DuPont de ciencia, que aquel era un reconocimiento a las ciencias marinas en España" a la vez que incentiva la labor científica".

La segunda edición del premio tuvo un invitado muy especial, el señor Jack A. Krol, entonces vicepresidente mundial de DuPont de Nemours, quien aprovechó la ocasión para agradecer a la comunidad asturiana su cálida acogida y afirmó: En DuPont debemos nuestro desarrollo a la investigación científica y al gran valor que otorgamos a la innovación [...] no vemos la innovación como un enemigo sino una manera de mirar con seguridad hacia adelante y, como prueba de ello, hemos invertido en I+D 1.300 millones de dólares, la mitad para investigación básica y la otra mitad para el desarrollo de productos". Jack A. Krol señaló también que la prioridad uno es la conservación y protección del medio ambiente" y que por ello DuPont es la empresa más segura del mundo, para que nuestros procesos no perjudiquen al medio ambiente". Respecto a aquellos primeros años de presencia de la compañía en Asturias, afirmó que uno de los planteamientos básicos era promocionar la sociedad asturiana, manteniendo contactos con la universidad, con la comunidad autónoma y con diversos sectores, porque nuestro objetivo no es quedarnos aquí cinco años, sino cien, fomentando la investigación".

 

Premio DuPont de la ciencia

© Mayo 2002